La magia del silencio es incluirse en el universo

Incluidos en el universo, todo surge espontáneamente, de corazón, sin esfuerzo, apariencias ni egoísmos. Cumpliéndose así el Dharma (propósito), cómo el propósito que todos cumplimos: Ser un solo corazón. Toda manifestación en la vida cumple un mismo fin hacia la co-existencia, este impulso innato de la naturaleza se le llama Dharma en Yoga. Ir en contra de este impulso natural del universo, es ir en contra de nuestra propia naturaleza, y caer en los artilugios de la mente y sus fantasías, toda una cadena hacia el sufrimiento. La mejor técnica: el silencio. A veces se dice que Dharma es como una Karma (acción) positiva, esto es por falta de información. Dharma define el impulso natural de la existencia hacia la co-existencia mutua, y Karma es la ley de la acción en la naturaleza, positivo o negativo lo crea la mente. Yoga es una ciencia y disciplina de 10 mil años de antigüedad que inspira a futuras corrientes filosóficas, religiosas y metodológicas. Yoga es para todo ciudadano y la mejora de los países, al igual que prácticas como Reiki Ryoho, Chikung y similares. Yoga se traduce como unión, define por tanto, el propósito que todos cumplimos: Ser un solo corazón. Trabajar juntos con la guía del amor incondicional, amor no dual, acción desinteresada (esta es la base del Karma Yoga, acción de corazón sin deseos de reclamación o de generar más “Karma” o acción). Tengo la sensación que a veces se habla sin documentarse o estudiar a través de fuentes fehacientes, aparentando el “saber”. Llevo desde adolescente investigando sobre este gran sentir en el corazón a través de varias disciplinas y las sorpresas cada día son asombrosas, recorriendo profesores con enorme experiencia vital en Reiki, Yoga y Chikung, y siento que no sé nada, y paradójicamente este sentir me hace sentir muy libre y con la alegría de una niña pequeña que se fascina por la vida y el mundo, con muchas ganas de repartir amor, sencillamente por que algo comprendo, creo jejeje. Me emociona mucho cuando veo que este sentir en el corazón ayuda a despertar más corazones a mi entorno y trabajar día a día por un hogar de todos lleno de comprensión, respeto, tolerancia y amor. Por eso aporto un granito de arena para compartir la cultura de Yoga, Reiki y Chikung en mi web y también por aquí, como un hobby que me encanta compartir con mucho amor hacia esta gran familia universal. Al final todo esto, no está nada alejado de las teorías innovadoras de educación de hoy en día (conductas asertiva, pasiva, activa, etc.). Todo esto es más cercano a nosotros y a nuestro día a día de lo que nos imaginamos o cualquier otra persona nos quieran hacer creer, lo estamos viviendo todos los días, no es nada místico o alejado del ser humano, es nuestro acontecer diario, algo pragmático en lo cotidiano, sencillo y 100% accesible si se le aparta esa nube de misterio y se observa con la mirada pura y el corazón abierto. Detrás de las palabras está la verdad. Que la etiqueta de espiritualidad no nos aleje de la semilla de la vida: el Amor e incluidos en el universo, vivir plenamente feliz, nacemos para ser feliz ahora mismo, a pesar de las adversidades, integrándolas en la felicidad… todo un reto quizás para nuestra mente, que imagina, que crea y se recrea, por eso necesitamos momentos de práctica y silencio, de profundizar en una misma, pacificar la mirada interna y el corazón.

El silencio te deja escuchar la opinión más importante: la tuya.

El silencio sirve para conectar con una misma, sin intermediarios, constructos teóricos ni todo tipo de artilugios u objetos edulcorados, inventados.

El silencio nos salva de la fábrica del ruido.

Desde el silencio, con pureza e inocencia, aparece el caminar y la respuesta correcta.

El buscador es lo buscado… En el silencio una se da cuenta que no hay nada que buscar ni nadie o alguien real que está buscando, ni mostrando, ambos son substancia indivisibles de una misma realidad.

Del silencio solo surge amor, naturalidad y comprensión de aquello que llamamos el momento presente, la presencia completamente libre de marcas, títulos o definiciones… La amplia presencia.

Desde el silencio toda charla sueña a gallinero. El silencio lo da todo, lo sabe todo, lo anima todo, desinteresadamente, unificado por amor, sin más.

El silencio es libertad plena, libertad real. A veces de tanto buscar nos perdemos para volvernos a encontrar, aceptando que no hay nada que buscar ni nada efímero por conquistar, simplemente ser, darse el permiso de amar y reconocer el mismo ser… el mismo corazón… en todos los corazones.

Centrados en el espacio vacío entre las hondas fluctuantes de los pensamientos, permitimos que se asiente el silencio. Desde el silencio todo se estabiliza, se armoniza sin ningún esfuerzo, todo se llena de amor. Disfruta de los momentos de silencio. Que el ruido innecesario no nuble nuestra esencia que nos anima y permite la experiencia.

El amplio cielo azul es el silencio. Las nubes… son el ruido de excesivas palabras y pensamientos. Cuando las nubes se saturan estallan en lamento. Cuando el lamento es purgado aparece el amplio firmamento… la amplitud del claro cielo azul y de la noche estrellada, dejando todos los rayos de los astros al descubierto.

Nuestra eterna realidad es el silencio y ese gran amor que brota desde el firmamento.

Toda respuesta se encuentra ahí, toda pregunta surge de ahí. Y ahí, todo es amado e integrado. Alejarse del silencio es saturarse de irrealidad, de fantasías, juicios y dualidad.

Consigue unos segundos al día de no juicio, de no dualidad, de integridad en el silencio.

El silencio es la realización. Todo tiende hacia ahí, resistirse es ego, ruido y lamento. Practica el silencio, sin más, y siente la realidad del amor incondicional que fluye para todos en el universo.

El gozo de mirarnos en silencio.

Necesario silencio. 🙂

fb_img_1484730737310

A Hiroshi Doi Sensei le preguntan muchas veces que por qué no conecta con ángeles, maestros ascendidos y demás cuando práctica Reiki. La respuesta es sencilla, Reiki está por encima de eso, Reiki está en todos los seres, abarca toda la existencia. Cuando utilizamos un arquetipo para conectar o “viajar” hacia alguna faceta del gran Ser, siempre es, de nuevo, un trabajo sobre uno mismo. Reiki es un camino de empoderamiento y auto realización. Cuando Mikao Usui tuvo su experiencia de ashinritsumei en el monte kurama, formuló:

“Yo soy el universo, el universo soy yo”

Reiki y Meditación van de la mano.

Para saber que somos en esencia, primero es necesario saber que NO somos.

El gran ser es multidimensional, el ser fluye en todos y todos conformamos al gran ser, tal cual una honda en expansión. Nos aferramos a símbolos y creencias por el miedo a salir del área de confort, y con ello, regalamos nuestro poder personal a cualquier distracción anestésica, una vez más, apartándonos del camino hacia uno mismo, del camino de auto comprensión. El oráculo de Delfos formulaba:

“Conócete a ti mismo y descubrirás el universo al completo”

El matemático Mandelbrot, desarrollo una fórmula que evidencia las bases de la corriente de pensamiento no-dualista la cual inspira a Usui Reiki.

Comparto:

1.- Un vídeo interesante que explica muy bien la fórmula de Mandelbrot:

2.- Unas imágenes sugerentes que les acompaña unas comprensiones sobre el “sí mismo” que comparto y desarrollo su comprensión en los cursos que imparto.

La comprensión de lo divino, nos une a lo divino. El apego a una creencia sobre lo divino, fruto de la incomprensión, no te acerca a nada ni a nadie, sólo a una ilusión imaginada en la mente. Lo divino habita más allá de la mente. Lo divino no conoce fracción alguna, y por eso, en su pureza, todo lo abarca. Experimenta la paz en el corazón, siente esto en el espacio entre pensamientos, no lo pienses, únete con lo que realmente somos, y todo egoísmo y lucha desvanecerá a la gran luz de la comprensión pura, que está en la atención del silencio, de ese espacio vacío repleto de energía e infinitas posibilidades. Lo divino no es un concepto, nosotros no somos un concepto, sino mucho más. Ésta es la base de la meditación, este es el “camino del medio”, que libre de medición, de comparación, nada divide y siente la auténtica realidad… Todos somos uno con todo, y desde el gran uno surge toda fuerza, no desde el pequeño uno (Ego “endiosado”), toda dinámica surge para bien, se ajusta a su tendencia natural: equilibrio, armonía… paz. Quien va en contra de esta naturaleza del gran uno, va en contra de su naturaleza verdadera. Dice el Tao:
“el que no obra, todo lo gobierna (…) El universo es como un fuelle, vacío, pero nunca agotado. Cuanto más se mueve, más produce. Quien más habla menos le comprende. Es mejor incluirse en él”.

El camino de la realización es wu wei (de chikung), a-karma (de Yoga), no acción. Todo esfuerzo es fruto del Ego. El universo funciona mejor sin nosotros, en el universo todo tiende a la armonía (punto 0 nos dijo Hiroshi Doi en su formación de maestría en Gendai Reiki). Solo intégrate con él. A-karma o no acción, wu wei o no acción, es el camino de la pureza. Reiki surge de esa integración con el universo, por eso en Reiki… No necesitas hacer nada. Reiki es de las mejores vías de iniciación que he experimentado. Nada que inventar que no esté dicho ya”.

No-mente es #Reiki, energía pura, vacua, y no energía “pensada”. En Reiki “nosotros” no “tenemos” que hacer nada. Quien cree hacer algo, no ha comprendido nada. Todo acontece de forma espontánea, todo florece de forma natural. A más comprensión, más nitidez con la pureza… ésta es de las prácticas más grandes de Reiki: escuchar lo que sucede sin interferir.

fb_img_1485357230873

Y algunas reseñas sobre lo compartido anteriormente:

“El universo no tiene sentimientos;
todas las cosas son para él como perros de paja.
El sabio no tiene sentimientos;
el pueblo es para él como un perro de paja.
El universo es como un fuelle,
vacío, pero nunca agotado.
Cuanto más se mueve,
más produce.
Quien más habla
menos le comprende.
Es mejor incluirse en él”, Texto 5 de Tao Te King, Lao Tsé.

“No ensalzar los talentos
para que el puebo no compita.
No estimar lo que es difícil de adquirir
para que el pueblo no se haga ladrón.
No mostrar lo codiciable
para que su corazón no se ofusque.
El sabio gobierna de modo que
vacía el corazón,
llena el vientre,
debilita la ambición,
y fortalece los huesos.
Así evita que el pueblo tenga saber
ni deseos,
para que los más astutos
no busquen su triunfo.
Quien practica el no-obrar todo
lo gobierna”, Texto 3 de Tao Te King, Lao Tsé.

“Cuando un verdadero yogui desarrolla una determinada acción, ésta se asemeja al acto de escribir sobre el agua: no queda huella alguna”, Paramahansa Yogananda

“No hay camino hacia la paz, la paz es el camino”, Mahatma Gandhi

Si lo que vas ha decir no es más hermoso que el silencio, no digas nada.

Comprendiendo esto, lo demás es ruido.

Que la paz prevalezca en el corazón.

Om shanti ॐ=mc2

Escribe Irene García (Integradora Social, Profesora de Yoga, Reiki Ryoho y Chikung)

Prohibido compartir artículo sin mencionar la fuente de información.

Categorías Espiritualidad, Reflexiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close